Depósito de las cuentas anuales

Entre las obligaciones que tienen las sociedades cada año está la de realizar el depósito de las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil, las cuales engloban el balance, la cuenta de resultados, la memoria, el estado de cambios en el patrimonio y el estado de flujos de efectivo.

La información contenida en las c

uentas anuales recoge la información financiera para cubrir las necesidades de los usuarios en su proceso de toma de decisiones económicas. Además, todos estos documentos, englobados en uno único, va dirigido a todas aquellas pers

onas que tengan interés en conocer la situación y el transcurso de la sociedad.

Las cuentas anuales se elaborarán con una periodicidad anual, salvo en casos de constitución, disolución o modificación de la fecha de cierre del ejercicio.

Deberán ser formuladas por los administradores de la sociedad, quienes responderán de su imagen fiel y su veracidad, en el plazo máximo de tres meses desde el cierre del ejercicio. Para la aprobación de las cuentas formuladas, debe celebrarse la junta general de socios, dentro de los seis primeros meses desde el cierre del ejercicio, habiendo un mes tras dicha junta para realizar el depósito en el Registro Mercantil. Es decir, alargando los plazos al máximo, las cuentas anuales deben estar depositadas en el Registro el 30 de julio

Aun informando la normativa de los plazos correspondientes, hay empresas que son reticentes a hacer pública la información contenida sobre su situación financiera y evitan realizar el depósito de las mismas, un hecho que muy esporádicamente conllevaba una sanción.

Hay que tener en cuenta, no obstante, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) ha iniciado una campaña para detectar el incumplimiento de la obligación de depositar las cuentas anuales, lo que llevaría a sancionar a las empresas que no presentan sus cuentas.

Las sanciones prescriben a los tres años, por lo que en el próximo mes de septiembre prescribirán las cuentas anuales del ejercicio 2013 y anteriores.

Debe tener en cuenta que el ICAC recibe en el mes de febrero una relación de las sociedades que no han depositados sus cuentas anuales del ejercicio anterior, por lo que lo más conveniente para regularizar la situación es realizar el depósito de las mismas antes de final de año, evitando la posible sanción o reduciéndola en un 50%.

Además, pasado un año desde la fecha de cierre del ejercicio sin que se haya realizado el depósito de las cuentas, el Registro Mercantil no permitirá inscribir la mayoría de acuerdos sociales que realice la sociedad, a excepción de algunos muy puntuales como la disolución de la sociedad o el cese de administrador. Únicamente podrá habilitar la presentación en el Registro Mercantil si acredita que la falta de depósito se debe a que las cuentas anuales no han sido aprobadas, confirmación que debe reiterar el administrador cada seis meses.

¡Charle un rato con nosotros sobre impuestos!

El equipo de asesores tributarios de RICARDO PALLEIRO CONTABILIDAD & TRIBUTACIÓN somos expertos en la planificación y búsqueda de la rebaja de impuestos.