El día de la liberación fiscal

Según información que ha publicado el Think Tank CIVISMO en su página web (www.civismo.org), ayer fue el denominado día de liberación fiscal para los españoles.

Cada español dedica una media de 15.535 euros para sus pagos por el IRPF, las cotizaciones a la seguridad social, el IVA de sus compras e inversiones, los impuestos especiales (sobre la gasolina o las bebidas alcohólicas) y otros gravámenes, y le llega ahora lo que se conoce como el día de la liberación fiscal, que es la fecha en la que el contribuyente empezaría a disponer de sus ingresos si todos los impuestos los pagara agotando los ingresos en la medida que los va recibiendo.

De los 180 días que de media dedicamos a pagar impuestos, 102 días corresponden al pago de cotizaciones sociales, le siguen el IRPF (37 días), el IVA (25 días), impuestos especiales (11 días) y otros (5 días).

No obstante, el día en que se dejarían de pagar impuestos no es el mismo en todas las comunidades autónomas ni para todos los tramos de edad. Por ejemplo, los jóvenes de entre 16 y 24 años lo alcanzaron el pasado 1 de junio y los de entre 25 y 34 años, el 12 de junio, mientras que los mayores de 55 años aún tendrán que esperar hasta el 5 de julio.

Según se informa en la citada web, los españoles pagamos en impuestos en el año pasado alrededor de un 30% más que en concepto de alimentación, alcohol y tabaco, vestido y calzado, vivienda, mobiliario, salud, transportes, comunicaciones, ocio y cultura, enseñanza y hostelería. Sumando todas esas partidas, el desembolso total alcanzó los 10.960 euros, unos 4.500 euros menos que la contribución a Hacienda.

 

Ricardo Palleiro Asesores y Auditores