Fiscalidad de los premios de lotería Navidad

El próximo día 22 de diciembre se celebra el tradicional sorteo de Navidad, y seguro que harán como Danielle y compartirá algún décimo por aquello de que habelas hailas

Si la suerte le acompaña y es uno de los agraciados, ¿sabe cuál es la fiscalidad de los premios de lotería de Navidad?

La retención aplicada sobre estos premios es del 20%

La mecánica de tributación es sencilla, ya que es el mismo organismo de loterías quien queda encargado de la retención del 20% y su posterior ingreso a Hacienda, por lo que cuando el afortunado reciba el premio, vendrá ya descontado el consabido 20% sobre la cuantía del premio que exceda de los 2.500 euros.

Los premios no superiores a 2.500€ están exentos de impuestos.

¿Cuánto recibiré por el primer premio?

Por tanto, si tiene usted un décimo del primer premio del sorteo de Navidad, percibirá 320.500 euros libres de impuestos, en lugar de los 400.000 euros que se reparten en el sorteo.

No será necesario volver a incluirlo en la declaración de la renta, ni el premio, ni la retención, aunque sí, en su caso, los rendimientos de las inversiones realizadas con él.

Por ejemplo, si decide comprar una casa y la alquila, en la declaración de la renta habrá de consignar la renta producida por el arrendamiento. Si en su lugar decide depositarlo y obtiene intereses, serán estos últimos los que habrá que declarar. 

Si hace como Danielle y comparte un décimo que resulta premiado, al cobrarlo debe identificar (en el banco o en el punto de venta de la red de loterías) a cada ganador e indicar su participación.

Fiscalidad de los premios en un matrimonio

En general, el premio de la lotería adquirida por uno de los cónyuges le corresponde al comprador si el régimen económico del matrimonio es de separación de bienes y a ambos si es el de gananciales.

¿Y si soy una sociedad?

Si su sociedad va a adquirir números de la Lotería de Navidad y va a repartir participaciones entre sus clientes y el número resulta premiado debe identificar a los agraciados en el momento del cobro, para que el banco o la administración de lotería comunique dichos datos a Hacienda.

Como le decíamos al inicio, el pago del impuesto especial del 20% no se efectúa a través de la declaración, en este caso del impuesto sobre sociedades, sino mediante una retención realizada en el momento del cobro de los décimos.

Identifique a los agraciados

En el caso de no identificar a los agraciados, será su empresa la que soportará la retención del 20% puesto que habrá declarado que su empresa es la única ganadora.

Además, no podrá deducir los premios repartidos entre sus clientes puesto que la Agencia Tributaria los considerará donaciones no deducibles y deberá computar el premio en el Impuesto sobre Sociedades, tributando al 25% sin exención alguna.

Podrá deducirse la retención previa del 20%, pero acabará pagando una buena suma.

Participaciones sobrantes

Al hilo de lo anterior, es conveniente que reparta todas las participaciones antes del sorteo, para que no quede ninguna para la empresa.

Cobrar el premio a través de la sociedad puede interesarle si tiene pérdidas pendientes de compensar que absorban el importe premiado.

Desde Ricardo Palleiro Contabilidad & Tributación analizamos su situación y necesidades y le ofrecemos un asesoramiento para conseguir una mejor gestión y planificación en su fiscalidad, incluso cuando le toca la lotería.

¡Contacte con nosotros!