Impuesto sobre actividades económicas.

El pasado mes de septiembre se inició el plazo voluntario para el pago del impuesto municipal más importante para aquellos que desarrollen una actividad económica, el impuesto sobre actividades económicas (IAE).

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) se devenga por el mero ejercicio de la actividad, y su principal característica es que su cuota a pagar es independiente del resultado de la actividad e, incluso, aunque el titular se encuentre en situación de inactividad. Engloba las actividades empresariales, profesionales o artísticas, eximiendo a las siguientes actividades:

  • Las actividades agrícolas, las ganaderas dependientes, las forestales y las pesqueras.
  • La exposición de artículos con el fin exclusivo de decoración o adorno del establecimiento.
  • La venta al por menor de la realización de un solo acto u operación aislada.
  • La venta de productos que se reciben en pago de trabajos personales o servicios profesionales.
  • La enajenación de bienes integrados en el activo fijo de las empresas, siempre que hayan constado debidamente inventariados como inmovilizado, con más de dos años de antelación a la transmisión. No se tendrá en cuenta este punto si la actividad económica supone el tráfico inmobiliario.
  • La venta de bienes de uso particular y privado del vendedor siempre que los hubiese utilizado en más de los dos años anteriores a la fecha de transmisión.

Entre otros, estarán exentos del impuesto:

  • Las personas físicas
  • Sociedades, comunidades de bienes, sociedades civiles y herencias yacentes, con importe neto de la cifra de negocios inferior a 1 millón de euros.
  • Las asociaciones y fundaciones para disminuidos físicos, psíquicos y sensoriales.
  • Durante los dos primeros períodos impositivos, los contribuyentes que hayan iniciado el ejercicio de su actividad en territorio español.

Reducciones y bonificaciones

Si no pertenece a ninguno de los grupos anteriores, deberá fijarse si cumple los requisitos correspondientes para poder aplicar las reducciones y bonificaciones que ha establecido el Ayuntamiento:

  • Reducción del 50% para establecimientos afectados por obras en las vías públicas con una duración de entre tres y seis meses y del 80% si la ejercitación de las obras supera la mitad del año.
  • Bonificación del 50%, durante los cinco años siguientes a partir del segundo período impositivo, para los contribuyentes que inicien el ejercicio de cualquier actividad.
  • Bonificación del 50% para contribuyentes que hayan incrementado su plantilla de trabajadores con contrato indefinido en un promedio superior al 10%. Si el incremento no superara este promedio, la bonificación se rebajaría al 25% siempre que creen y mantengan cada año, al menos cinco empleos con contrato indefinido o contraten al menos a dos trabajadores que sean mayores de cuarenta años o menores de veintiséis, parados con una antigüedad mínima de un año, mujeres (en sectores laborales con menor índice de empleo femenino), minusválidos con discapacidad igual o superior al 33% o trabajadores que hayan realizado cursos de formación ocupacional en el Centro Municipal de Formación de A Coruña.
  • Bonificación del 5% para los contribuyentes que establezcan un plan de transporte para sus trabajadores con el fin de reducir el consumo de energía y las emisiones causadas por el desplazamiento.
  • Bonificación de hasta el 45% (límite anual de 500 euros) para los contribuyentes que certifiquen el desarrollo de planes de transporte para su personal.
  • Bonificación de hasta el 50% (límite anual de 500 euros) para los contribuyentes que incorporen instalaciones autogeneradoras de energía mediante fuentes renovables.
  • Bonificación del 50% durante los diez primeros años de actividad, con un límite de 500 euros anuales, para aquellos contribuyentes que ejerzan su actividad alejados del centro urbano.

Todas las reducciones y bonificaciones enumeradas tienen carácter rogado, por lo que es necesario realizar su solicitud en el primer trimestre del ejercicio al que se vayan a aplicar, a excepción de las reducciones por obras en las vías públicas que deberán solicitarse dentro del mes posterior a la finalización de las mismas.

Las bonificaciones anteriores no son acumulativas, por lo que en caso de que un contribuyente opte a la aplicación de más de una bonificación, disfrutará de la más alta.

Plazo de pago

El próximo día 4 de octubre será la fecha de cargo del impuesto para aquellos contribuyentes que hayan domiciliado el impuesto. Todos los demás, dispondrán hasta el 5 de diciembre para realizar el pago.

Recuerde que el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) está incluido en la opción del sistema de pago con vencimiento especial dispuesto por el Ayuntamiento de A Coruña, por el que podrán abonar el pago fraccionándolo entre dos y seis plazos y beneficiarse de un 3% de bonificación. Podrá encontrar más información en nuestro artículo Tasas Municipales.

Si desea realizarnos alguna consulta, estaremos encantados de estudiar su caso o realizar la tramitación de la solicitud de alguna bonificación o modificación en los recibos del impuesto sobre actividades económicas.

¡Charle un rato con nosotros sobre impuestos!

ricardo-palleiro-contabilidad-tributacion