La devolución de la cláusula suelo, en el punto de mira de la Agencia Tributaria

Varias sentencias dan la razón a particulares que han denunciado a las entidades financieras para recuperar el dinero pagado a causa de las denominadas cláusulas suelo de los préstamos hipotecarios. Conseguida la sentencia a favor, se les presenta un nuevo frente: la legislación fiscal.

Tanto si es por una sentencia favorable como por un acuerdo con la entidad bancaria debe tener en cuenta que la correspondiente devolución de dinero puede estar en el punto de mira de la Agencia Tributaria.

La Administración exigirá que regularice la situación al contribuyente que haya recibido una devolución de dinero por este asunto, y el préstamo se hubiera utilizado para la adquisición de una vivienda por la que estuvo disfrutando de deducción en sus declaraciones de la renta.

¿A qué nos referimos con regularizar la situación?

La deducción por compra de vivienda habitual se calcula sobre el desembolso total que el contribuyente hace cada año, incluyendo el importe por devolución del capital y el importe por los intereses, y, en la medida en la que la anulación de la cláusula suelo supone rebajar parte de dichos intereses supone, también, el derecho a una deducción menor en la declaración de la renta, salvo que el total abonado a la entidad financiera, después de la anulación de la cláusula suelo, sea superior al máximo a computar para la deducción, que son 9.040€.

Todo aquel que haya disfrutado de la deducción por compra de vivienda habitual y que le hayan devuelto el dinero pagado de más por la cláusula suelo, deberá devolver el 15% de la base a regularizar a la Agencia Tributaria.

No es necesario realizar declaraciones complementarias

En la misma declaración correspondiente al año 2015, que estamos presentando ahora, es posible modificar los datos de los años anteriores.

No hay obligación de modificar los datos de las deducciones incluidas en las declaraciones de la renta correspondientes a años ya prescritos (en general, el próximo 30 de junio prescribe el año 2011; los anteriores ya están prescritos).

¡Charle con nosotros sobre impuestos!

En Ricardo Palleiro Asesores & Auditores, analizamos su situación y necesidades y le ofrecemos un asesoramiento para conseguir una mejor gestión y planificación de su fiscalidad.